Miembros de la Fuerza Aérea del Perú caídos en el conflicto con el Ecuador en 1995


Por el Mayor General FAP (R) Oscar Gregorio Gagliardi Kindlimann

Este artículo está destinado a resaltar la figura de los miembros de la Fuerza Aérea del Perú, que ofrendaron su vida, en el conflicto armado de 1995 del Alto Cenepa, en cumplimiento de su deber establecido en la Constitución del Perú, Capítulo XII “De la Seguridad y de la Defensa Nacional”, actuando con determinación, valentía y coraje, a pesar de las limitaciones ordenadas por el Presidente de la República del Perú de ese entonces, en su condición de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, que disponían actuar solamente dentro del espacio aéreo de nuestro territorio y sin cruzar la frontera hacia objetivos militares ubicados en territorio ecuatoriano, mientras que las fuerzas ecuatorianas que se habían infiltrado y establecido en nuestro territorio, eran apoyadas desde su país violando nuestro suelo y espacio aéreo.

Los miembros de la Fuerza Aérea que, siguiendo el ejemplo legado por el Héroe Nacional, Capitán FAP José Quiñones Gonzáles, ofrendaron sus vidas en aras de la defensa de nuestro territorio y que fueron ascendidos postumamente al grado inmediato superior por fallecimiento en acción de armas, son los siguientes:

Mayor FAP Percy Phillips Cuba (Piloto) y Mayor FAP Miguel Alegre Rodríguez (Observador, Navegante, Bombardero) tripulantes de un avión Canberra del Grupo Aéreo No.9, desaparecido al retornar de una misión de combate en territorio peruano el 06 de Febrero de 1995.

Avión Canberra MK-8

Coronel FAP Marco Schenone Oliva (Piloto), Capitán FAP Raúl Vera Collahuazo Copiloto) y Técnico de 3era. FAP Erick Díaz Cabrel (Mecánico) tripulantes de un helicóptero MI-25 del Grupo Aéreo No. 2, impactado por un misil tierra-aire durante una misión de combate dentro de territorio peruano el 7 de febrero de 1995.

Helicóptero MI-25

Coronel FAP Víctor Maldonado Begazo (Piloto) tripulando un avión SU-22 del Grupo Aéreo No. 11, se eyectó en territorio peruano después de cumplir una misión de combate el 10 de Febrero de 1995, fue encontrado muerto después de días de haber sobrevivido.

Avión Sukhoi SU-22

Comandante FAP Enrique Caballero Orrego (Piloto) tripulando un avión SU-22 del Grupo Aéreo No. 11, se eyectó en territorio peruano después de cumplir una misión de combate el 10 de Febrero de 1995. Al no ser encontrado fue dado por desaparecido.

Avión Sukhoi SU-22

Breve biografía de cada uno de los miembros de la FAP caídos durante el Conflicto con el Ecuador de 1995:

Coronel FAP Víctor Maldonado Begazo

Nació en la ciudad de Arequipa el 18 de agosto de 1955. Sus estudios escolares los realizó en los siguientes colegios: Escuela de Varones No. 3489 de Arequipa, instrucción Primaria y Colegio Nacional de la Independencia Americana de Arequipa, instrucción Secundaria. Su vocación aeronáutica lo llevó a presentarse e ingresar a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea, el 13 de Febrero de 1974. Durante su permanencia en la EOFAP destacó en los estudios académicos, mostrando también gran habilidad innata para el vuelo y la actividad deportiva.Al concluír sus años de estudios se recibió como Alférez piloto en 1977, obteniendoel Ala de Oro de la Promoción “Mayor FAP René García Castellano”por haber alcanzado la mas alta calificación en la instrucción de vuelos. Durante sus 17 años de servicios prestados a la Nación, se desempeñó con eficiencia en diferentes cargos a donde fue asignado. Sus últimos nombramientos fueron de Comandante del Escuadrón 711 en el Grupo Aérero No.7, en la base aérea de Piura y Comandante del Escaudrón 111 del Grupo Aéreo No.11, en la base aérea de Talara. En 1995 fue nombrado para integrar el Estado Mayor del Ala Aérea No. 1 en Piura. Al producirse el conflicto del Alto Cenepa, por su gran experiencia en los aviones Sukhoi SU-22, fue designado para integrar una de las patrullas destinadas a proporcionar apoyo aéreo a las fuerzas de superficie a fin de facilitar su avance y contribuir con el desalojo de las tropas ecuatorianas que se habian infiltrado y acantonado en los Puestos Cueva de los Tayos, Base Sur y Tiwinza.

El 10 de febrero, en cumplimiento de una de las misiones de apoyo directo su avión SU-22 fue impactado por fuego enemigo dentro de nuestro territorio, viendose obligado a usar el asiento de eyección y caer en paracaídas en la selva. Sobrevivió en la espesura y lo inhóspito de la selva, llegando a salir por sus propios medios hacia un claro, donde falleció por falta de atención médica, siendo localizado al poco tiempo por una de las patrullas de búsqueda.

Estuvo casado con la señora Hermelinda Antonia La Torre, con quien tuvo tres hijos: Lissette, Lorena y Juan.

Coronel FAP Marco A. Schenone Oliva

Nació en la ciudad de Lima el 2 de mayo de 1955. Desde sus primeros años escolares destacó por su dedicación a los estudios y a la actividad deportiva. Su espíritu fraterno y muy amistoso fue siempre reonocido por sus amigos y compañeros. Su vocación a la aviación lo llevó a presentarse como postulante a la Escuela de Oficiales de la FAP a donde consiguió ingresar en el año de 1974 integrando, al igual que su compañero Víctor Maldonado Begazo, a la promoción “Mayor FAP René García Castellano”. Durante su permanencia en la EOFAP destacó entre sus compañeros por su carismática personalidad y predisposición para el vuelo. Sobresalió en las actividades deportivas, demostrando en toda circunstancia pundonor y lealtad en las competencias en las que tomó parte. Egresó de la Escuela de Oficiales de la FAP en 1977 con el grado de Alférez, recibiendo su espada y despacho que lo acreditaba como tal. . Como piloto se calificó en helicópteros en 1978. Fue nombrado al Grupo Aéreo No. 3 desarrollando una intensa actividad de acción cívica en ayuda a los poblados en zonas alejadas del país, tripulando los diferentes helicópteros de su unidad. En 1982 viajó a la URSS para recibir instrucción en los helicópteros de combate MI-25 que adquirió el país para la Fuerza Aérea. Durante su permanencia en ese país sus instructores destacaron su excelente desempeño en esta aeronave de combate. A su retorno al Perú participa en delicadas misiones contra el terrorismo y el narcotráfico. Posteriormente es nombrado al Grupo Aéreo No. 2 en la Base Aérea de Vítor, donde se desempeña con mucha eficiencia ganandose la confianza y aprecio de sus superiores y subalternos.

En enero de 1995, al producirse la infiltración e invasión ecuatoriana en el Alto Cenepa, los mandos de la FAP dispusieron el despliegue de los efectivos del Grupo Aéreo No.2, encontrandose él entre los integrantes de las tripulaciones de los MI-25 que fueron desplazados. Participó en varias de las difíciles y arriesgadas misiones de combate dentro de nuestro territorio en apoyo a las fuerzas de superficie desplegadas en el área del Alto Cenepa, contra los objetivos donde se encontraban emplazadas las tropas ecuatorianas que se habían infiltrado en territorio peruano. El día 7 de febrero, aproximadamente a las 14:30 horas, el MI-25, que tripulaba como piloto al mando es impactado por fuego antiaéreo ecuatoriano dentro de nuestro territorio, hérido y antes de caer, disparó todos sus cohetes estrellandose entre la espesa vegetación de la zona, pereciendo junto a su copiloto, el entonces Teniente FAP Rául Vera Collahuazo y mecánico, el entonces Suboficial de 3era. FAP Erick Díaz Cabrel.

Estuvo casado con la señora Giuliana Laura Estremadoyro, con quien tuvo dos hijos: Marco Antonio y Giancarlo.

Comandante FAP Enrique Caballero Orrego

Nació en la ciudad de Santa Cruz en el Departamento de Cajamarca el 9 de junio de 1964. Cursó sus estudios escolares en su ciudad natal y en la ciudad de Chiclayo.Su vocación hacia la aviación militar lo llevó a postular a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea a donde ingresó el 7 de marzo de 1981. Durante su permanencia en la EOFAP destacó por sus innatas condiciones para el vuelo, calificándose en la especialidad de piloto de Caza. Después de cinco años de estudios egresa como Alférez recibiendo su despacho y espada, integrando la promoción “Capitán FAP Jorge Sifneidel Pedemonte”. Entre 1986 y 1990 prestó importantes servicios en el Grupo Aéreo No. 7 en la base aérea de Piura volando los aviones A-37B y luego fue nombrado al Grupo Aéreo No.51 en la base aérea de Las Palmas desempeñandose como instructor de vuelos durante 1991 y 1992. En 1993 fue nombrado al Grupo Aéreo No. 11 en la base aérea de Talara calificándose como piloto en los aviones Sukhoi SU-22. Siguió el curso de Prevención de Accidentes obteniendo el 1er puesto y desempeñandose como Oficial de Prevención de Accidentes en los Grupos Aéreos No. 7 y No.11, caracterizándose por su entusiasmo y dinamismo.

Durante el conflicto del Alto Cenepa en 1995 fue misionado en aviones SU-22 para realizar apoyo directo a las fuerzas terrestres empeñadas en el desalojo de las tropas ecuatorianas que se habían infiltrado y parapetado en Cueva de los Tayos, Base Sur y Tiwinza en territorio peruano. El 10 de febrero, encontrandose cumpliendo una misión de combate en nuestro territorio al mando de un avión SU-22, su aeronave fue impactada por un misil antiaéreo viendose obligado a hacer uso del asiento de eyección no pudiendo ser rescatado al no ser ubicado en la espesura de la selva donde presumiblemente cayó con su paracaídas, dandosele por desaparecido.

Estuvo casado con la señora Melisa Arana, de cuya unión nació su hijo Enrique.

Mayor FAP Percy Philipps Cuba

Nació en la ciudad de Lima el 31 de julio de 1962. Realizó sus estudios escolares en el colegio San Agustín de Lima, donde fue un destacado y desenvuelto alumno apreciado por sus profesores y compañeros. Su vocación por todo lo relacionado con la aviación lo llevó a postular a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea del Perú, rindiendo sus exámenes en forma satisfactoria ocupando una de las vacantes e ingresando como cadete el 6 de marzo de 1982 . Durante su permanencia en la EOFAP tuvo un buen desempeño academico, militar y en la actividad de vuelos graduandose de Alférez FAP piloto, integrando la Promoción “Mayor General FAP Elías Mendoza Yumbled”. Fue nombrado al Grupo Aéreo No.7, en la base aérea de Piura, calificándose como piloto operativo en los aviones de combate A-37B. Dos años después fue transferido y nombrado al Grupo Aéreo No.8 en el Callao calificándose como piloto en los aviones Antonov AN-32. En 1992, con el grado de Teniente, fue nombrado al Grupo Aéreo No.9 en la base aérea de Pisco volando y calificándose como piloto en los aviones de bombardeo Canberra.

Estando asignado al Grupo Aéreo No.9, cuando se produjo el conflicto con el Ecuador a raíz de la infiltración de tropas en territorio peruano, conformó la tripulación de uno de los aviones Canberra que fueron destinados a cumplir una misión de combate en territorio peruano. El día 6 de febrerode 1995 a horas 05:30 despegó en la función de piloto en uno de los aviones Canberra, llevando como Observador, Navegante, Bombardero, al entonces Capitán FAP Miguel Alegre Rodríguez. Sus objetivos fueron fijados en Cueva de los Tayos, Base Sur y Tiwinza, en donde se encontraban parapetadas las tropas ecuatorianas infiltradas. Cumplida la misión encomendada e iniciado el retorno al punto de partida, el avión que tripulaba no llegó a destino, siendo por tanto declarado desaparecido, asumiéndose que fue alcanzado por fuego antiaéreo.

Fue casado con la señora Verónica Wilcox Guzmán con quien tuvo un hijo de nombre Christian, que nació en enero de 1995.

Mayor FAP Miguel Alegre Rodríguez

Nació en Lima el 17 de marzo de 1962. Fue el segundo de cuatro hermanos y realizó sus estudios escolares en la Gran Unidad Escolar Bartolomé Herrera de San Miguel, en Lima.

Con familiares en la Fuerza Aérea y disponiendo de la vocación aeronáutica, postuló a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea del Perú, a donde ingresó el 7 de marzo de 1981 cubriendo una de las vacantes en la especialidad de Administración General. Egresó como Alférez en 1984, integrando la promoción “Capitán FAP Jorge Sifneidel Pedemonte” , ocupando uno de los primeros puestos en su especialidad, área de Abastecimientos. Durante su trayectoria profesional tuvo muy buen desempeño en su especialidad y en las diferentes unidades en donde prestó servicio. Fue amante de la actividad deportiva. En los últimos nueve años estuvo asignado al Grupo Aéreo No. 9 en la base aérea de Pisco, desempeñandose en su especialidad y calificandose como Observador, Navegante, Bombardero /ONB) en los aviones Canberra. Se identificó plenamente con su unidad aérea donde era muy estimado por su trato cordial y amable. En sus vuelos también desarrolló sus habilidades en la aerofotografía, dedicando parte de su tiempo a la recopilación de imágenes de las famosas Líneas de Nazca. Por esta labor y otras de bien social recibió en diversas ocasiones premios y reconocimientos que acreditaron sus excelentes cualidades.

Al producirse la invasión ecuatoriana en la zona del Alto Cenepa, la tripulación del avión Canberra, a la cual pertenecía, fue puesta en alerta para el cumplimiento de misiones de combate dentro de nuestro territorio. El 6 de febrero de 1995 a las 05:30, el avión Canberra en el que estaba como ONB y el entonces Capitán FAP Percy Philipps como piloto, despegó de su base, misionado para bombardear las posiciones enemigas infiltradas en nuestro territorio en el Alto Cenepa. Luego de batir sus objetivos el avión no retornó a su punto de partida ni efectuó reportes radiales, declarandose como desaparecido en acción, presumiendose que fue alcanzado por fuego enemigo.

Capitán FAP Raúl Vera Collahuazo

Nació en Castilla, Piura, el 14 de abril de 1970. Deparó muchas satisfacciones a sus padres y familiares y como hijo mayor, fue siempre un ejemplo para sus hermanos. Demostró gran sentido de responsabilidad y mucha seriedad en sus actos. Terminado sus estudios escolares y sintiendo el llamado vocacional por el arma aérea, se presentó como postulante a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea del Perú, rindiendo sus exámenes de manera satisfactoria, alcanzando a cubrir una de las vacantes dispuestas por el Alto Mando de la FAP. Ingresó a la EOFAP en 1987. Concluído sus estudios se graduó de Alférez FAP en 1991, integrando la promoción “Mayor FAP Armando Antezana Otoya”. Lo hizo en la especialidad de piloto de Helicópteros. Fue nombrado al Grupo Aéreo No. 3 en el Callao, donde se hizo popular por la firmeza de su carácter y toma de decisiones, a pesar de su juventud. Fue un oficial muy serio, respetuoso y muy responsible en su trabajo, a las que añadía gran intrepidez y valentía. Como buen aviador su lema fue “Cumplir su deber por encima de cualquier circunstancia adversa”.

En 1995, al ser designado como copiloto de los helicópteros MI-25 en las acciones de combate de la frontera Norte, su pensamiento estuvo siempre centrado en desalojar a las tropas invasoras ecuatorianas de nuestro territorio sin importar los riesgos que esto significaba. El día 7 de febrero, con el entonces grado de Teniente FAP, ocupó el puesto de copiloto en el helicóptero MI-25 cuyo piloto era el entonces Comandante FAP Marco Schenone Oliva y el mecánico el entonces Suboficial de 3era. FAP Erick Díaz Cabrel, despegaron para cumplir una misión de ablandamiento y apoyo directo a nuestras tropas en acción ofensiva buscando el desalojo del territorio que había sido ocupado. Cuando se encontraban en ruta de aproximación hacia el objetivo y teniendo en la mira a su objetivo, fueron impactados por fuego antiaéreo enemigo y pese a ello llegaron a lanzar sus cohetes precipitandose a tierra y estrellandose en la tupida vegetación de la selva, encontrando así la muerte siguiendo la estela de nuestros héroes y martires.

Técnico de 3era. FAP Erick Gilberto Díaz Cabrel

Nació en la ciudad de Chancay, Lima el 2 de febrero de 1965. Terminado sus estudios y deseoso de pertenecer a la Fuerza Aérea del Perú, postuló a la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea y aprobó los exámenes de admisión llegando a cubri una de las vacantes que habían sido declaradas ingresando como Alumno. Al término de su instrucción se graduó como Suboficial de 3era FAP en la Especialidad de Mecánico de Mantenimiento de Helicópteros Fue nombrado al Grupo Aéreo No.3 en la base aérea del Callao y luego al Grupo Aéreo No.2 en la base aérea de Vitor. En ambas unidades siempre demostró un alto grado de formación profesional, responsabilidad y ética en el desempeño de sus funciones.

Por sus especiales cualidades y habilidades fue designado para integrar las tripulaciones de los helicópteros de combate MI-25 desde los primeros momentos en que se iniciaron los operativos de guerra en la frontera Norte, en la zona del Alto Cenepa.

El día 7 de febrero integrando la tripulación del helicóptero de combate MI-25 compuesta por el entonces Comandante Schenone como Piloto, el entonces Teniente Vera como Copiloto y él, entonces Suboficial de 1era., como mecánico, despegaron a cumplir una misión de apoyo directo a nuestra fuerzas terrestres contra las tropas infiltradas en nuestro territorio. Cuando se encontraban sortenado el fuego antiaéreo enemigo para lanzar sus cohetes contra ellos, fueron impactados causandole severos daños al helicóptero, que llegó a lanzar sus cohetes antes de estrellarse entre la tupida vegetación de la selva, pereciendo todos abordo del MI-25, inmolandose por la patria en cumplimiento de su deber, siendo ascendidos postumamente al grado inmediato superior, como lo fueron todos los miembros FAP que se inmolaron en esta campaña del Alto Cenepa en 1995.

Estuvo casado con la señora Flor Evelyn Medina, con quien tuvo dos hijos: Raisa Pamela y Támara Isabel. Padre y esposo ejemplat y también un hijo muy querido, afecto filial que sus padres y familiares conservaran como un tesoro invalorable.

El recuerdo de estos miembros de la Fuerza Aérea, caídos en acción de armas en defensa de los sagrados intereses de nuestra patria y que fueron cubiertos por la bandera roja y blanca del Perú, permaneceran por siempre, junto a los que los han antecedido, en el recuerdo de todos los que han vestido, visten y vestiran el azul de nuestro uniforme y que vivarán por siempre el lema de “Arriba, siempre arriba”.

Ellos se entregaron con decisión y valentía a cumplir con su misión, conscientes de los riesgos a que se enfrentarían por las limitaciones impuestas provenientes del Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, el Presidente de la República, de no cruzar la frontera con el Ecuador, no batir objetivos en territorio ecuatoriano y solo actuar dentro de nuestro espacio aéreo y atacar los objetivos terrestres situados en nuestro territorio, que estaban ocupados por tropas ecuatorianas los que si contaban con el apoyo desde su territorio violando nuestro espacio aéreo territorial.


Publicado en ArribaSiempreArriba.com el 23 de Abril del 2010